08-0197-1587-20806-0305-1181-9575-01

Trabajamos en un territorio de diversidad geográfica, con acusada naturaleza y de difícil topografía.

Creamos como arquitectos edificios y por lo tanto espacios, en ese entorno natural o urbano, que nos impone el desarrollo del proyecto. Le debemos un respeto, pero no por ello nuestra arquitectura debe mimetizarse, debe ser específica del lugar, con su entorno histórico, cultural, social, donde se va a desarrollar.

Debe ser racional, pero con objetivos responsables, éticos, que nos permitan respetuosamente exponer la diferencia entre lo artificial y lo natural.

El interés de enfrentarse a esa difícil topografía, constituye en sí un desafío que se vuelve aliado en el desarrollo del proyecto.

Hay por tanto, una simbiosis para un resultado con fuerza, rico en sensaciones, que creen relaciones con el paisaje o la ciudad, en el estudio de los elementos conceptuales del edificio - plantas y secciones.